lunes, 15 de agosto de 2016

Agua y aceite - Gina Peral

Título: Agua y aceite (Los secretos de Boira #1)
Autor/a: Gina Peral
Número de páginas: 344
Formato del libro: e-Book
Género: Romántica, misterio
Año de publicación: 2016
ISBN: 978-84-608-7200-9
Editorial: Autoeditado
Valoración sobre 10: 8.5
Introducción de la historia:

La vida de Sarah cambió cuando su mejor amiga Mariona desapareció sin dejar pistas ocho años atrás, y poco después a su madre le diagnosticaron esquizofrenia y la ingresaron en un psiquiátrico. Desde entonces, alejada de su padre, al que culpabiliza que su madre acabara internada, convive con sus amigas en un piso de Barcelona. Ahora, una presencia espiritual la persigue para tratar de resolver el misterio de la desaparición de Mariona y de sacar a la luz los secretos de su pueblo, Boira, aquel donde nunca pasa nada y donde todo el mundo se conoce. Pero ¿esto es realmente así?

En esta aventura, se verá obligada a convivir con el insufrible Eric, su contrario. Son dos personas destinadas a no entenderse y obligadas a permanecer juntos y a hacer frentes a las adversidades.

Valoración personal:
"- ¿Llego tarde?
- Llegas en el mejor momento, justo para recoger."

Como siempre, comienzo mi reseña con una conversación. También es del principio de la novela, cuando Sarah está hablando con el presidente de su friendzone personal, Aleix. Empiezo también, como de costumbre, analizando la parte técnica de la obra.

Este es el primer libro de una trilogía autopublicada que, nuevamente, no logro entender cómo es que no consigue el apoyo de una editorial. La historia, la trama, está muy bien planteada, mucho mejor que algunos best-sellers de los que se rifan en las ferias de libros. Cuando acudí a la presentación en Cazalilla (puedes leer la crónica y la entrevista aquí), me dio la impresión de que se trataría más bien de una novela para gente cercana a la autora. Ya sabéis, con ese toque que solo entienden los más allegados. Pero no ha sido así, y me agrada.

"Voy de camino a una pesadilla de la que no puedo escapar sólo con despertar."

El único fallo técnico que le he visto a la novela ha sido que profundiza de golpe en el mundo espiritual y de manera tradicional (con una ouija. Cálmate, no es un gran spoiler). Pero conforme avanza la primera mitad de la novela, lo narra todo con tal naturalidad que te lo acabas creyendo. O eso creo.

Aunque me ha costado un poco terminar esta novela por el hecho de que he estado de vacaciones, he estado enferma y que leer en formato digital no es del todo cómodo, he salido bastante contenta de la lectura, sobre todo en la última parte del libro. Como me suele pasar con los libros y con las películas de terror y de espíritus, no me la creía; y más que suspense, miedo,... daba la sensación de estar asistiendo a un espectáculo de farsantes. Soy consciente de que a lo mejor a otra persona que sea más susceptible a este tipo de inframundo o contacto con el mundo espiritual pueda aterrarle la sensación que la autora quería recrear (y que, por lo que me han dicho, si no hubiera sido yo, lo habría conseguido). En mi opinión (y eso que mi género favorito es la fantasía y todo lo que tiene que ver con la magia y la imaginación), hubiese tenido más enganche la historia si no le hubiese dado tanta importancia al fantasma. Es más, por mi parte no ha sido hasta que he llegado a la parte más realista de la historia cuando me he enganchado de verdad.

"Debes temer a los vivos, no a los muertos." 

Gina utiliza un vocabulario muy simple y sencillo; no es de extrañar que sus lectoras ocupen todas las edades. Una familia de tres generaciones puede leerse este libro y entenderlo sin problema alguno.

En cuanto a la profundización del hilo de la historia, Gina mantiene la atención del lector viva dados los numerosos giros dramáticos de los acontecimientos: va de un lado para otro, sin dejar cabos sueltos, descubriendo cosas sin parar. Es cierto que no te da tiempo a tenerlo todo en la cabeza y, como le suceden a los personajes, algo das por hecho que se te escapa. Me ha encantado que sea capaz de burlar los engranajes mentales de los lectores con ese efecto.

"Agua y aceite, estamos en diferentes frecuencias, destinados a no entendernos."

Hablemos de la relación entre los protagonistas: Eric y Sarah. La autora ha sabido definir su idea a la perfección. Cuando hablé con ella, me contó que quería mostrar a dos personas - como dice muchas veces en la novela - destinadas a no entenderse y de personalidades totalmente opuestas. Eso se ha pillado desde la primera línea. De ahí que el título "Agua y aceite" sea más que apropiado.

El final me ha matado, ha sido asombroso y un no parar - aunque quizá han sobrado páginas -. Desde que la cosa se puso chunga de verdad no pude detenerme hasta que me lo terminé.

Tengo entendido que la continuación de la novela verá la luz en septiembre. Trataré de leerlo y reseñarlo también. Al final, me he quedado con la intriga.

"Quizá no esté tan loca como todos piensan, o seguramente todos lo estemos un poco."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por visitar mi blog! Espero verte más por aquí :)

En este blog puedes encontrar...