sábado, 8 de julio de 2017

#131 Nunca digas siempre - Jennifer L. Armentrout

Título: Nunca digas siempre
Autora: Jennifer L. Armentrout
Editorial: Puck (Urano)
Género: romántica, juvenil
Publicación: 2017
Páginas: 544
PVP: 16€
ISBN: 9788496886629

Sinopsis:
Ella aprendió que el silencio era su mejor arma. Él juró que siempre la protegería.

Ambos comparten un terrible pasado, que los llevó a forjar un vínculo indestructible. O eso creían ellos. Porque sus caminos se separaron abruptamente hace cuatro años.
 
Mallory y Rider llevan todo ese tiempo tratando de superar las terribles experiencias vividas en un hogar de acogida. Intentando construir un futuro. Tratando de olvidar. Pero ahora, justo cuando creían estar dejando el pasado atrás, Mallory y Rider acaban de reencontrarse en el instituto y descubren que el intenso vínculo de infancia sigue ahí… al igual que las heridas. Enfrentados a la fuerza de sus sentimientos, Mallory y Rider deben decidir si seguir aferrados a las mismas armas que les ayudaron en el pasado o arriesgarse a construir algo nuevo en un futuro incierto. 


Mi opinión:
"Para siempre era el latido de mi corazón y la esperanza que entrañaba el mañana. Para siempre era el rayo de luz que asomaba detrás de cada nubarrón, por negro que fuese. Para siempre era saber que los momentos de debilidad eran pasajeros. Era saber que yo era fuerte."

¡Buenos días, lectorcillos!

Estoy tratando de acostumbrarme al nuevo teclado de mi ordenador, ahora que (de nuevo) se ha roto mi portátil por obra y gracia del Espíritu Santo. Por tanto, espero que me perdonéis si véis alguna falta de ortografía o algo que os chirríe en los ojos. No es esa mi intención; de hecho, la reseña que os traigo hoy es de un libro muy bonito, y eso era algo que no me esperaba.

Bueno, en realidad no sé muy bien lo que me esperaba cuando decidí leerme Nunca digas siempre. Pero, sea lo que sea, desde luego no era esto. Jennifer L Armentrout ha sido capaz de escribir toda una saga sobre extraterrestres buenorros que, a mi parecer, es una mierda, y ahora venirme con una prosa sobre maltrato infantil y segundas oportunidades que te quita el hipo y la pena y toda la tontería.

Os cuento un poco de lo que va: la historia comienza cuando Mallory decide superar su miedo y acudir a un instituto público. Si, sé que el instituto es terrorífico (yo ya lo he pasado, gracias a Dios). Pero para Mallory lo es aun más... Su infancia se basó en una casa de acogida con unos tutores más malos que la peste: su "madre" era alcohólica y drogadicta, su padre otro tanto, había mucho maltrato físico y psicológico de por medio y mucha penuria, miseria y hambre. Tanto que la pobre era incapaz de hablar, pues el sonido hacía enfadar a Henry, su "padre", y eso conllevaba palizas. Pero, en medio de esa negrura, había una pequeña luz: Rider, su amigo Rider, que vivía con ella en esa casa y juró protegerla, llevándose las palizas por ella. Pero Rider, un día, no pudo protegerla. Han pasado años desde aquello, y Mallory ha hecho un gran avance. No obstante, su trauma le impide hablar con casi nadie (salvo sus nuevos padres, más buenos que el pan, y su mejor amiga Ainsley). Además, tras una fatídica noche en la que acabó su pesadilla, perdió todo el contacto Rider. Ahora, en medio del aula, encontrará entre sus compañeros a su héroe, el que salvó su vida en numerosas ocasiones, el que le dio un motivo para vivir. Los sentimientos aflorarán entre ellos hasta niveles insospechados, en una hermosa sintonía, y Mallory se sentirá flotar. Pero nada es tan bonito: una niebla oscura se cierne sobre Rider, en pasado, presente y, por qué no, en futuro.

"El pasado formaba parte de mí, pero no me constituía."

No puedo comenzar de otra manera que no sea alabando la tremendamente espléndida pluma de la autora desde la primera palabra hasta la última, incluyendo agradecimientos. Y es curioso, porque si me resistía a leer este libro era precisamente porque la pluma de otros libros suyos (la de la Saga de extraterrestres buenorros cuyo nombre no recuerdo) era horrible. Y ahora me encuentro con todo lo contrario. Aunque es indudable que un punto a favor de disfrutar de su escritura ha sido el tacto con el que ha hablado, escrito y narrado sobre un tema tan delicado como el maltrato infantil. De tal forma que, leyendo, sentí rabia, frustración, enfado por no poder cambiar que cosas como esas sucedan. Pero no pena o lástima. La pena y la lástima no llevan a ningún lado y no solucionan nada, y no me gusta leer un libro en el que no siento otra cosa más que ganas de llorar.

En efecto, esta historia es una historia de superación. Y creo que la moraleja que nos ofrece se basa en eso: en luchar por avanzar, por no quedarse estancado. Por querer ser mejor para otros y para ti. Por querer vivir, por dejar una huella en tu gente. Superar un pasado como el de Mallory y Rider es duro como el que más. Y no podemos olvidarlo así tal cual: nuestras experiencias (buenas, malas e irregulares) han creado lo que somos hoy. Hay situaciones que se escapan de nuestro control y lo pasamos verdaderamente mal, pero la marca que nos dejan, en el fondo, es elección nuestra. Siempre lo es. Y ya está que me estoy poniendo tontorrona.

"Todo se aceleró y luego se detuvo."

No podía ser de otra manera: encontramos una tieeeeerna historia de amor. ¿Adivináis entre quiénes? ¡Sí! ¡Rider y Mallory! Y os puedo jurar, por todo el chocolate blanco del mundo, que su relación es lo más real y celestial que puedas encontrar entre páginas. 

Por otro lado, los personajes están muy bien formados. Os hablaré un poco de ellos:

- Mallory: nuestra prota y narradora, es sin duda una chica temerosa. Tímida a más no poder. Con un corazón de oro. En ella podemos observar un progreso adecuado y notable a lo largo del libro, y además de manera realista: tiene bajones y subidones de autoestima en este proceso de superación, pero siempre consigue avanzar. Nunca retrocede.

- Rider: ofrece un aura de misterio muy curiosa que se ve colapsada por la ternura con la que dice y hace sobre Mallory. Su afán de superhéroe y sobreprotección de sus seres queridos le pasa una factura muy cara en muchas ocasiones. Pero es un amor de chico.

- Jayden: es amigo de Rider, y después lo será de Mallory, y personalmente, uno de mis personajes favoritos. Aporta un toque alegre, divertido, y una brisa fresca a la lectura. Al igual que Ainsley, la best friend forever de Mallory, que aunque es extrovertida y una loca del coño, aporta mucha riqueza y un aura de amistad entrañable.

Sin embargo, encuentro en Paige (la novieta de Rider) un personaje muy estereotipado que no aporta nada. Pero bueno, supongo que en todo libro juvenil tiene que haber una explosiva rubia mala.

"Todavía podía tener miedo sin que ese miedo me impidiera vivir."

Por sacarle algo malo a la novela, diré que tiene MUY POCA ACCIÓN, ya que las cosas suceden a su ritmo, sin prisa alguna, y a veces te puede irritar. Ah, y que es largo. Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy largo. Desde luego, lectura hay para rato.

Para terminar, haré las recomendaciones: a los lectores pacientes, a los que ya hayan leído a Jennifer L Armentrout (independientemente de si le haya gustado o no ese algo), a los que sientan curiosidad con esta autora (creo que es mejor empezar por un libro independiente antes que con una Saga), a los que quieran morirse de ternura, y a los que hayan llegado hasta el final de esta reseña. Si vuestra curiosidad ha llegado hasta aquí, es que no podéis perder la oportunidad de leerlo.

Y si has llegado hasta aquí, pues tienes premio. Voy a sortear tres marcapáginas de este libro entre todos los comentarios de esta entrada. Eso sí: estate atento al blog, que en una semana o así diré a los ganadores.

"Y era capaz de hacer aquello. No sería humillante, ni vergonzoso. Y aunque sintiera un poquitín de vergüenza, daba igual: no tenía importancia. La exposición no duraría para siempre. La vergüenza no duraría para siempre. Nada de aquello era para siempre. Pero el intentarlo sí. Igual que vivir."

¿Crees que este libro es ideal para ti?

12 comentarios:

  1. Holaa, me encanta esta autora y tu reseña me ha animado a apuntarme este libro entre mis próximas lecturas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!

      Este libro es una maravilla y no me lo esperaba así de Jennifer

      Besos obesos

      Eliminar
  2. Hola!!!! Me gusta esta autora y le tengo ganas a este libro. Buena reseña, has explicado todo muy bien, felicidades

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Si encima te gusta Armentrout, no sé a qué esperas para leerlo. Está genial!

      Besos obesos

      Eliminar
  3. ¡Hola! Me ha encantado tu reseña, realmente me ha a ayudado a tener mas idea sobre la novela ya que cuando leí la sinopsis me quedé con mil dudas. Se ve que es una historia muy interesante y creo que intentaré darle una oportunidad. ¡Nos estamos leyendo! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      No sabes lo que me alegra leerte decir que le darás una oportunidad. De verdad que se lo merece!

      Besos obesos

      Eliminar
  4. ¡Hola, hola! Me encanta esta autora, todos los libros que me he leído de ella, me han gustado muchísimo. Este libro le tengo en mi lista desde hace tiempo y después de leer tu reseña no puedo esperar para leerlo.

    ¡Nos leemos!

    XX ASH XX

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ash!

      Así me gusta, que se lea a Jennifer y no solo a un libro suyo. Las autoras son mucho más que un libro de éxito, aunque muchos se empeñen en explotarlo. Este de Jennifer es, para mí, el mejor que he leído de su pluma

      Besos obesos

      Eliminar
  5. Holaaaa. Yo tengo un problema con la autora. No me gusta demasiado y por tanto no me llama la atención. A ver si algún día me animo pero por ahora lo dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Patri!

      Jennifer no es mi autora favorita, porque como he dicho en la reseña, su Saga de extraterrestres no es que me emocione especialmente. No obstante, decidí darle otra oportunidad con Nunca digas siempre, y mira qué gran sorpresa me llevé!

      Besos obesos

      Eliminar
  6. Hola, pues en mi caso si leí hace mucho la Saga Lux. En ese momento, si me gusto, pero si la vuelvo a leer, no creo que me guste tanto. Eso sí, la autora tiene una buena formar de enganchar, por lo que comentas este libro deja mucho, o en otras palabras son de los que te llegan a tocar. Y sí, me lo re-apunto sin duda ya que me llegaste a convencer. Muchas gracias por la linda reseña. Espero leerte pronto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Totalmente cierto: engancha, y mucho. De otra manera no hubiera sido capaz de leerme este libro que, para mi, es largo.

      Disfruta con su lectura! Besos obesos

      Eliminar

¡Gracias por visitar mi blog! Espero verte más por aquí :)

En este blog puedes encontrar...